Suministro
de Madera

LA PRODUCTIVIDAD DE LAS UNIDADES FORESTALES DE KLABIN SE ENCUENTRAN ENTRE LAS PRIMERAS EN EL MUNDO, CONSIDERANDO LA PRODUCCIÓN DE CELULOSA POR HECTÁREA PLANTADA

—  Eficiencia operativa que comienza en los bosques

Los bosques de Klabin están entre los primeros del mundo en producción de celulosa por hectárea plantada. La alta productividad es un factor fundamental para mantener la competitividad y sostener la estrategia de crecimiento de la compañía. Es a partir de los bosques de pino y eucalipto que se realizan los productos de la empresa y es por medio de ellos que Klabin viene avanzando en nuevos mercados.

La mayor parte de la madera utilizada proviene de plantaciones propias. El suministro se complementa con la compra de la producción de integrantes del programa de Fomento Forestal o de productores independientes, con los que la empresa mantiene contratos basados en criterios de calidad, puntualidad de entrega, respeto a la legislación y adopción de medidas de protección al medio ambiente, entre otros. (102-9)

>> EN 2017, KLABIN SUPERÓ SUS REGISTROS HISTÓRICOS DE PLANTACIONES, LLEGANDO A 34 MIL HECTÁREAS PLANTADAS EN TIERRAS PROPIAS Y DE TERCEROS, EL DOBLE DEL AÑO ANTERIOR <<

En 2017, Klabin amplió sus operaciones forestales para hacerle frente a los mayores volúmenes de producción de celulosa, después del ramp up de la Unidad Puma, y también de papeles y embalajes. Se movilizaron cerca de 16,1 millones de toneladas de troncos y cáscaras de pinos y eucalipto y residuos para energía, lo que significó un crecimiento del 12 % con respecto al volumen transportado el año anterior.

  • Operaciones forestales en 138 municipios, entre áreas propias y arrendadas/alianzas.

  • Distancia promedio de los bosques propios para las fábricas de 66 km en Paraná y de 74 km en Santa Catarina, lo que representa una importante ventaja competitiva logística.

  • Las unidades forestales (São Paulo, Paraná y Santa Catarina) tiene su gestión certificada por FSC® y alcanzan un total de 224 mil hectáreas de bosques plantados.

  • En 2017, Klabin consiguió la certificación CERFLOR (Programa Brasileño de Certificación Forestal), de reconocimiento a nivel internacional, que garantiza la gestión sostenible de los bosques de la Unidad Monte Alegre, en Paraná.

—  Propósito Forestal

(GRI 103-2)

Para hacer que los activos forestales sean aún más robustos y obtener un rendimiento cada vez mejor, los objetivos y la visión de Klabin para el área forestal, que se van a concretar en algunos años, se sintetizan en seis puntos del Propósito Forestal:

  •  Mayor productividad: queremos consolidar la mayor productividad de los bosques en el mercado mundial de papel y celulosa, para distanciarnos cada vez más de los competidores. Las unidades Forestales de Klabin ya se encuentran entre las primeras del mundo en producción de celulosa por hectárea plantada. Nuestra meta es consolidar el primer lugar, y aumentar la diferencia con relación a nuestros competidores.

A través de su área de Investigación, Desarrollo e Innovación, la empresa estudia continuamente la mejora de los procesos de plantación y manejo para aumentar la productividad de los bosques.

  • Menor costo operativo: queremos producir al menor costo entre las empresas mundiales de papel y celulosa.

La poca distancia entre los bosques y las fábricas, sumado a la alta productividad de los bosques, le dan a Klabin la condición de tener el menor costo/fábrica de madera del mundo. Con el aumento de productividad de la operación, los costos se han reducido en los últimos años.

  •  Aceptación por la comunidad: trabajamos para ser buenos vecinos y ciudadanos. Este esfuerzo atraviesa grandes y pequeñas acciones. Nuestros camiones cisterna, por ejemplo, humedecen las carreteras por donde circulan los camiones de transporte de madera para que no levanten polvo. Desviamos, si es posible, la ruta de estos camiones para que no pasen por zonas escolares o de gran movimiento de peatones y alejamos el límite de nuestras plantaciones de las cercas de los vecinos y de las carreteras para que no den sombra.

Desde 2016, Klabin aplica investigaciones para medir la aceptación de sus actividades en todos los municipios en los que opera, con la participación de varios públicos. La empresa quiere evaluar regularmente cómo es vista para poder mejorar la relación con las comunidades. Los resultados de la última encuesta, en 2017, mostraron importantes avances en este indicador. Vea más en Vía de doble mano.

  • Referencia en seguridad: nuestro objetivo es tener una seguridad de trabajo de nivel mundial, que garantice la integridad física de nuestros colaboradores.

Klabin mantiene programas que buscan desarrollar una cultura de seguridad que le permita a la empresa obtener altos niveles de productividad mientras preserva el bienestar de los colaboradores (más información en Personas, salud y seguridad).

  • Manejo forestal sostenible: trabajamos para mantener nuestro manejo de bosques como una referencia entre las empresas del mercado mundial de papel y celulosa, y obtener el mayor potencial de productividad al tiempo que protegemos la biodiversidad y los recursos naturales como el agua y el suelo.

Klabin desarrolla su manejo forestal en un concepto de mosaico: plantaciones de pino y eucalipto se intercalan con áreas de bosques autóctonos, áreas conservadas de la Mata Atlántica de Brasil, para crear corredores ecológicos que conserven la fauna y la flora locales. Vea más sobre las certificaciones de manejo forestal en el sitio de Klabin.

  • Materia prima de calidad: queremos satisfacer a nuestros clientes internos y externos con materia prima de calidad compatibles con sus necesidades.

Logística monitoreada

En busca de un ciclo más productivo para las operaciones forestales y de logística de madera, Klabin invirtió más de R$ 7,5 millones, entre infraestructura y tecnología en la Central de Logística de la Unidad Forestal, en Paraná, en 2017. Un nuevo software de rastreo de camiones permite seguir todo el trayecto de los vehículos que transportan madera. En caso de paradas no programadas de más de 20 minutos, el equipo de la Central recibe una alerta a través del sistema y se pone en contacto con el conductor y con el cliente para notificar eventuales retrasos. La Central de Logística de la Unidad Forestal es responsable de monitorear y rastrear 320 camiones, que dan un total de 770 viajes diarios.

—  Manejo responsable reconocido

Por 4º vez consecutiva, Klabin fue reconocida por sus prácticas de gestión de bosques por Carbon Disclosure Program (CDP), una institución internacional que analiza las iniciativas de las empresas para minimizar y gestionar los impactos ambientales de sus actividades. En 2017, la compañía volvió a figurar en la categoría “Liderazgo” (Leadership) en sus resultados anuales para “Bosque”, al alcanzar la clasificación “A-“, que ratifica las mejores prácticas en el desarrollo sostenible y el manejo responsable de sus bosques. El CDP destacó las acciones de gestión de lucha contra la deforestación y la certificación de los bosques, incluyendo la cadena de proveedores.

En la categoría “Agua”, Klabin se mantuvo en el nivel “Management”, con clasificación “B-“, resultado que también reconoce las acciones para medir impactos e intentar reducirlos. En “Cambios Climáticos”, la compañía también está calificada en “Management”, que demuestra buenas prácticas para gestionar riesgos relacionados con los cambios climáticos en las operaciones propias y de terceros.

Obtenga más información en Reconocimientos por mejores prácticas (más información en Klabin).

—  Alianzas de valor

(GRI 102-9, 103-1, 103-2, 103-3)

Desde 1984 Klabin mantiene el Programa de Fomento Forestal, que busca ampliar y diversificar los ingresos de las comunidades cercanas a sus unidades por medio de la plantación de bosques en propiedades rurales. Al mismo tiempo, estos productores representan un importante eslabón en la cadena de suministro de madera para la compañía.

El Programa Matas Legales (bosques legales) es otra iniciativa que contribuye a mejorar la planificación de los paisajes, teniendo en cuenta factores ambientales y sociales. Realizado en colaboración con la Asociación de Preservación del Medio Ambiente y de la Vida (Apremavi) desde 2005, el programa orienta a productores fomentados e independientes de Santa Catarina y de Paraná sobre el uso sostenible de sus tierras, incentivando la recuperación de los remanentes de bosques nativos, la silvicultura con métodos responsables, la agricultura orgánica, el ecoturismo y la conservación del patrimonio natural.

Klabin aún mantiene, junto a los productores rurales, el programa de incentivo a la agricultura familiar denominado Matas Sociais (bosques sociales), en una asociación con Apremavi, Sebrae y la organización internacional The Nature Conservancy (TNC). Obtenga más información en Desarrollo Local.

La gobernanza de la actuación del área forestal en lo que se refiere a la interacción con las áreas, diálogos, mapeos de impactos de la operación y actuación regional se realiza a través del área de Relaciones con la Comunidad de Paraná (Más información en El compromiso comienza en la empresa).

>> EL PROGRAMA MATAS LEGAIS (BOSQUES LEGALES) CONTRIBUYE A MEJORAR LA PLANIFICACIÓN DE LOS PAISAJES, CONSIDERANDO FACTORES AMBIENTALES Y SOCIALES <<

—  Gestión de proveedores

(GRI 102-9, 103-1, 103-2, 103-3)

Condición innegociable para la contratación de proveedores en Klabin, el cumplimiento legal de las prácticas laborales, aspectos ambientales y de derechos humanos, como la no aceptación de trabajo forzoso o discriminación de cualquier naturaleza, se expresa en las cláusulas de los contratos de suministro y en documentos como el Código de Conducta y la Política y Responsabilidad Social y Ambiental de Klabin.

Estos compromisos se ven reforzados por la adhesión voluntaria de la empresa al Pacto Nacional por la Erradicación del Trabajo Esclavo. Klabin también respeta la libertad sindical de los profesionales contratados y sus proveedores.

En 2017, no se identificaron riesgos reales o potenciales en las operaciones de Klabin y en sus proveedores, relacionados con la libertad de asociación y negociación colectiva, trabajo infantil y trabajo forzoso u obligatorio. (GRI 407-1, 408-1, 409-1)

Evaluación y monitoreo

(GRI 308-1, 414-1)

Los proveedores del área industrial considerados críticos para Klabin desde el punto de vista financiero y de la sostenibilidad son monitoreados a través de una matriz de criticidad, que evalúa impactos relacionados con iniciativas de ecoeficiencia, inventario de gases de efecto invernadero (GEI), locales de operaciones , consumo de agua y generación de efluentes, derechos en las relaciones de trabajo, cumplimiento de la legislación, capacitación sobre normas ambientales y de salud y seguridad ocupacional (SSO), control de índices de lesiones, enfermedades, absentismo, muertes, prácticas de lucha contra la discriminación y prevención de la corrupción, conformidad legal y laboral, incidencia de trabajo esclavo en la región de suministro, licencias ambientales, tipo y peligro de material suministrado, tipo de proveedor y participación en discusiones con comunidades para el desarrollo local.

El cien por ciento de los nuevos proveedores contratados en 2017, considerados representativos desde el punto de vista económico y financiero, fueron evaluados teniendo en cuenta el cumplimiento legal de aspectos ambientales, de prácticas laborales y de derechos humanos.

Proveedores de madera

(GRI 102-9)

Las unidades forestales cuentan con el Programa de Madera Controlada en el que los proveedores son evaluados por el área Forestal, sobre la base de una metodología específica relacionada con la certificación de la cadena de custodia del FSC®. En 2017, se realizaron 574 visitas a proveedores de madera certificados y no certificados en Paraná y 188 en Santa Catarina.

Todos los proveedores de las unidades forestales son sometidos a auditoría, realizadas por Klabin con frecuencia trimestral, en general, que considera elementos de derechos humanos, aspectos ambientales, aspectos sociales (comunidad del entorno), adecuación a la legislación laboral, condiciones de trabajo obligatorio y trabajo infantil, además de otros aspectos que puedan atentar contra la dignidad humana. En caso de incumplimiento se detiene el suministro de Klabin inmediatamente y se reenvía la recomendación de adecuación. Después de cumplir las recomendaciones, el proveedor es auditado de nuevo y, en caso de que no haya pendientes, se reanuda el contrato de suministro. (GRI 308-2, 414-2)

Porcentaje de proveedores identificados como causantes de impactos significativos negativos reales y potenciales con los cuales se acordaron mejoras como resultado de la evaluación realizada: 2017
Impactos ambientales 0,60 %
Impactos en las prácticas laborales 0,00 %
Impactos en la sociedad (en comunidades del entorno) 0,37 %
Impactos sobre los Derechos Humanos 0,00 %

 

 

—  Proveedores de productos y servicios

(GRI 102-9, 204-1)

Klabin cuenta con cerca de cinco mil proveedores activos distribuidos por todo Brasil, para el suministro de materias primas como insumos forestales, commodities y especialidades químicas para la producción de celulosa y papel, combustibles, energía eléctrica y embalajes para productos acabados; prestación de servicios logísticos, de gestión de materiales, almacenamiento y alquiler de carretillas elevadoras; suministro de materiales auxiliares para la producción, uniformes y Equipos de protección personal (EPP), cojinetes, bombas y prestación de servicios de limpieza, seguridad y mantenimiento, entre otras funciones, además de proveedores de madera. De ese total, 925 empresas proveedoras son monitoreadas por la Matriz de criticidad y sostenibilidad. De las cuales, el 60,89 % fueron contratadas en los estados en los que Klabin tiene sus operaciones.

Porcentaje del presupuesto de compras y contratos de unidades operativas importantes gastado con proveedores locales1, en 2017

(GRI 204-1)

2017 2016 2015
Paraná 62,2 % 79,5 % 62,9 %
São Paulo 85,0 % 68,1 % 52,7 %
Santa Catarina 49,8 % 50,5 % 50,8 %
Amazonas 77,8 % 14,4 %
Minas Gerais 39,2 % 14,3 % 28,4 %
Pernambuco 48,7 % 52,9 % 44,1 %
Rio Grande do Sul 14,5 % 2,2 % 18,8 %
Bahia 28,3 % 20,5 % 54,4 %
PROMEDIO2 60,9 % 63,9 % 67,3 %

1 El término “local” se refiere al estado donde opera la unidad en que se presta el servicio o hacia donde se suministra el material/producto.
2 El promedio se calculó a partir del número de proveedores locales dividido por el total de proveedores evaluados.

 

Diálogo e integración

Klabin viene mejorando la gestión de los proveedores a través de la intensificación del diálogo, con el fin de integrar a nuevos y actuales proveedores y de promover el intercambio de buenas prácticas. En el puerto de Paranaguá (PR), por ejemplo, el 2º Encuentro de la Operación Logística realizado por Klabin en 2017, reunió a más de 200 personas, entre colaboradores, conductores y estibadores, que participaron de charlas y actividades enfocadas en la salud, la seguridad, la calidad y el bienestar.

Una de las innovaciones presentadas, cuya idea surgió en la primera edición del encuentro, fue la Plataforma de Embarque. La herramienta, inédita en el embarque de celulosa en Brasil, prioriza la seguridad del trabajador y no interfiere en el tiempo de carga. Con ello, los barcos han pasado menos tiempo atracados, lo que le permite a la compañía alcanzar el volumen de exportación planificado, siempre priorizando la seguridad.

 

—  Estudio de la red logística

En 2017, la Dirección de Planificación y Logística contrató un estudio de la red logística, que abarca todas las unidades de fabricación de la empresa, con el fin de mapear los puntos de origen y demanda, para buscar oportunidades de reducir los costos en los procesos. Los resultados señalaron varias oportunidades, como la utilización de créditos de ICMS, la consolidación de cargas en almacenes (centralización en un lugar que atienda las unidades cercanas, por ejemplo), la optimización de inventarios, entre otras iniciativas, lo que genera un plan de acción que ya está en marcha.

—  Buena práctica

La buena madera

Con el apoyo de Klabin, 33 pequeños productores rurales de Paraná recibieron la certificación FSC® en 2017; el sello contribuye a la conservación de los recursos naturales, proporciona condiciones justas de trabajo y estimula buenas relaciones con la comunidad.

Una producción de madera responsable desde el punto de vista social y ambiental, producida según los estándares de gestión reconocidos en todo el mundo. Esta ya es una realidad para muchos pequeños productores de Paraná, gracias al apoyo proporcionado por Klabin para que estas propiedades obtengan la certificación internacional Forest Stewardship Council® (FSC®).

El trabajo comenzó en 2013, cuando el Programa de Certificación Forestal de Pequeños Productores Rurales fue lanzado por la empresa. Desde entonces, la iniciativa ya permitió que 286 productores de la región fueran certificados. De ese total, 33 recibieron la certificación en 2017, año en el que el área de los bosques de pino y eucalipto certificados a través del programa superó las 66 000 hectáreas.

La iniciativa está en sintonía con el compromiso de Klabin de privilegiar el uso de madera certificada, procedente de procesos productivos sostenibles. Además de los bosques propios de la compañía – 100 % certificados con FSC® –, el 20 % del total de madera utilizada por Klabin se adquiere de bosques de terceros. Justamente por eso, los esfuerzos de la empresa para certificar las propiedades de la región generan beneficios bilaterales: los productores reciben un valor adicional por la madera certificada y se ampliaron las posibilidades de suministrar a otros mercados, ya que cuentan con un certificado que es reconocido a nivel internacional. Por su parte Klabin pasa a contar con una mayor disponibilidad de madera certificada para el abastecimiento de sus unidades industriales, además de estimular el desarrollo sostenible y fomentar la actividad agrícola y forestal como fuente de ingresos económicamente viable.

Paso a paso

El trabajo en busca de la certificación comienza con la producción de un diagnóstico sobre la realidad de las propiedades, elaborado por una consultora especializada contratada por Klabin. Con el documento en la mano, los productores tienen la oportunidad de ajustar sus procesos de acuerdo con las directrices del FSC® . En promedio, son necesarios 120 días para que las adecuaciones de la propiedad y de las actividades se implementen, lo que puede variar según el tamaño y estructura del lugar.

La propiedades de los productores que participan en el proceso son evaluadas en varios aspectos: desde la gestión económica, pasando por la conformidad ambiental (optimización de los recursos y minimización de los impactos, por ejemplo), hasta los posibles impactos sociales generados por el negocio (regímenes de trabajo y el impacto de la actividad en las comunidades del entorno, entre otros aspectos).

Al final del plazo concedido para la adecuación y la recolección de la documentación por parte de los productores, una auditoría externa es responsable del análisis que determina si el certificado será o no concedido a las propiedades.

Una vez certificados, los pequeños productores pasan, una vez al año, por auditorías de mantenimiento realizadas por el Instituto de Manejo y Certificación Forestal Agrícola (Imaflora), que inspecciona algunas propiedades, elegidas por sorteo, para evaluar si se mantiene la conformidad de los procesos.

A la espera de la primera cosecha

Entre los productores apoyados por Klabin y que obtuvieron la certificación FSC ® en 2017 se encuentra David Manosso, productor de Palmital de Cima, distrito del municipio de Reserva, en Paraná. La producción de leche es la principal fuente de ingresos de la propiedad. La plantación de eucalipto, realizada en 2011, tendrá el primer corte en 2018 y permitirá complementar las ganancias de la familia. “Tengo tres hijos viviendo fuera y dos de ellos todavía estudian. Los recursos obtenidos con la venta de la madera serán importantes para apoyarlos financieramente en este momento. La madera certificada tiene un valor diferenciado”, cuenta David.

Además del impacto económico positivo, los beneficios ambientales que derivan de la búsqueda de la certificación son destacados por David. “Después del diagnóstico realizado por la consultora contratada por Klabin, aumentamos la protección de manantiales de la propiedad. Este trabajo es realizado por todos los productores que buscan la certificación y, sin duda, genera una consecuencia positiva importante, que amplía la disponibilidad de agua de la región”, comenta.

Programa de Certificación forestal en números *

Año 2017 2016 2015 2014
Número de productores certificados 33 402 43 41

* El programa alcanzó su pico en 2016, debido al gran número de propiedades localizadas en las cercanías de la Unidad Forestal de Paraná que tenía las plantaciones en el punto de cosecha y que demostró interés en buscar la certificación. A partir de 2017, el programa amplió su radio de actuación, contemplando propiedades en posiciones geográficas más distantes, localizadas hasta 150 km de la sede de la compañía. En el período, hubo una reducción en las certificaciones obtenidas porque el número de propiedades con plantaciones forestales en esas regiones es menor.

>> ”LA MADERA CERTIFICADA TIENE UN VALOR DIFERENCIADO”. DAVID MANOSSO, PRODUCTOR RESPALDADO POR KLABIN, RESIDENTE DE PALMITAL DE CIMA, RESERVA (PR) <<

    Gommo Desenvolvimento de Sites Mobile em Belo Horizonte
    Bitnami