Certificaciones

KLABIN ES LA PRIMERA EMPRESA DEL SECTOR EN AMÉRICA LATINA EN ASEGURAR EL ORIGEN DE LA MATERIA PRIMA UTILIZADA EN LA FABRICACIÓN DE SUS PRODUCTOS POR MEDIO DE LA CERTIFICACIÓN FSC®. ESTA Y OTRAS CERTIFICACIONES CONFIRMAN EL ESPÍRITU PIONERO DE LA EMPRESA.

Objetivos de
Desarrollo
Sostenible

<i>1 - </i>Eradication of poverty 1 - Erradicación de la pobreza
<i>8 - </i>Decent jobs and economic growth 8 - Trabajos dignos y crecimiento económico
<i>12 - </i>Responsible consumption 12 - Consumo responsable
<i>15 - </i>Life on earth 15 - Vida sobre la tierra

—  Garantía de las mejores prácticas

Asignadas por organizaciones independientes, las certificaciones confirman la adopción de las mejores prácticas de responsabilidad social y ambiental de Klabin. Y esto se extiende a lo largo de la cadena productiva, ya que la compañía también alienta a los productores rurales del programa de Fomento Forestal a obtener la certificación.

Klabin fue la primera empresa del sector en el hemisferio Sur en recibir la certificación FSC ® para sus áreas forestales en 1998, y también la primera compañía del mundo que tuvo productos forestales no madereros certificados.

La certificación FSC® garantiza el origen de la materia prima utilizada en la fabricación de los productos de Klabin. El certificado abarca la cadena de custodia de bolsas industriales, papelería y papel kraft en las unidades de Brasil y la cadena de custodia de la Unidad Pilar, en Argentina, atestiguando la existencia de controles de proceso y trazabilidad exigidos por la norma en la producción local de bolsas industriales.

—  CERFLOR certifica la gestión sostenible de los bosques

En 2017, Klabin obtuvo una nueva certificación forestal con reconocimiento internacional, el CERFLOR (Programa Brasileño de Certificación Forestal). El sello es uno más, además del FSC, y garantiza la gestión forestal sostenible de los bosques de la empresa de la Unidad Monte Alegre, en Paraná, y destaca su compromiso con las mejores prácticas del mercado y con la calidad de su producción. La auditoría de certificación fue recomendada por el Instituto de Manejo y Certificación Forestal y Agrícola.

Este logro es el resultado del compromiso de Klabin para satisfacer las necesidades de los clientes de productos de calidad, ambientalmente adecuados y socialmente justos. Además, la certificación confirma el empeño de la compañía por mantenerse actualizada con relación a las mejoras de procesos y de desempeño ambiental para alcanzar estándares de excelencia en sostenibilidad.

>> EN 2017, KLABIN CONQUISTÓ LA CERTIFICACIÓN FORESTAL CERFLOR, ASEGURANDO EL MANEJO FORESTAL SOSTENIBLE DE LAS FLORESTAS DE LA UNIDAD MONTE ALEGRE (PARANÁ – PR) Y DESTACANDO SU COMPROMISO CON LAS MEJORES PRÁCTICAS DEL MERCADO <<

—  Certificaciones y metodología adoptadas

(GRI 102-12)

FSC® (FSC-C022516) – Forest Stewardship Council®

Garantiza una adecuada gestión forestal a través de diez principios, entre ellos, el uso eficiente de los múltiples productos y servicios forestales, el bienestar de los trabajadores y de las comunidades, la conservación de la biodiversidad, el plan de gestión detallado, la supervisión y evaluación de impactos ambientales y sociales. Vea todas las certificaciones FSC® de Klabin en el sitio.

CERFLOR

Es una certificación brasileña, reconocida a nivel internacional por el Program for the Endorsement of Forest Certification (PEFC), orientada al manejo forestal sostenible. El certificado indica que el emprendimiento realiza el cultivo de eucalipto y pino de acuerdo con los requisitos ambientales, sociales y económicos que componen los cinco Principios del CERFLOR. Las normas que componen el Cerflor fueron elaboradas por la Comisión de Estudios Especial de Manejo Forestal (CEE) y se integran a la Asociación Brasileña de Normas Técnicas (ABNT) y a Inmetro.

OK Compost

Klabin es la primera empresa brasileña del sector de papel y celulosa que lleva en sus bolsa de cemento la certificación belga OK Compost, que garantiza que la bolsa de papel se descompone completamente en un plazo máximo de 12 semanas sin presentar riesgo de contaminación para el medio ambiente.

American Institute of Banking (AIB)

El reconocimiento certifica los procesos adoptados por Klabin en su Programa de Embalajes para Alimentos, que garantizan la integridad de los costales, sus condiciones sanitarias y la salud del consumidor final. Klabin es la primera empresa de embalajes de bolsas de papel en América Latina en recibir la recomendación internacional de AIB, entidad que ya realizó auditorías en unidades industriales en más de 120 países.

FSSC 22000

Es una de las normas más avanzadas utilizadas para garantizar la procedencia del papel para embalaje de alimentos. La certificación fue creada sobre la base de la ISO 22000, complementándola al especificar claramente los requisitos previos necesarios para la producción de embalajes que garanticen seguridad para la salud del consumidor final. Determina requisitos previos como limpieza y organización del área productiva, además de controles de calidad del agua, aire y plagas que son necesarios para la producción de embalajes para alimentos.

ISEGA

Garantiza la calidad del papel utilizado para la producción de embalajes que entran en contacto con alimentos.

ISO 14001

Define los requisitos más importantes para que una empresa establezca y opere un Sistema de Gestión Ambiental. Es reconocida a nivel mundial como medio para mejorar el desempeño ambiental y controlar los costos de las organizaciones.

ISO 9001

Tiene directrices que aseguran un modelo de gestión capaz de garantizar la uniformidad del producto. Engloba todas las etapas de los procesos relacionados con la calidad, desde el proyecto hasta la entrega del producto final.

OHSAS 18001

Permite sistemáticamente controlar y mejorar el nivel de desempeño de la gestión de la salud y la seguridad. La aplicación de esta norma refleja la preocupación de Klabin por la integridad física de sus colaboradores y socios.

TPM – Total Productive Maintenance

Creado en 2002, el Programa Klabin Superar (PKS) es un programa de mejora continua que utiliza la metodología japonesa Total Productive Maintenance (TPM). Los principales objetivos son: reducir los costos, aumentar la productividad, mejorar la calidad, racionalizar el inventario de productos, eliminar los accidentes de trabajo y valorar a las personas.

Top Employers

Klabin es la primera empresa en Brasil del sector de papel y celulosa que recibe el sello Top Employers, certificación reconocida a nivel mundial en el área de recursos humanos. Otorgada por Top Employers Institute, con sede en Holanda, la certificación cuenta con un rígido proceso de evaluación y auditoría. Cada año, destaca a las empresas con prácticas relevantes en gestión de personas.

—  Buena práctica

Una nueva mirada
para el mantenimiento
en Monte Alegre

La aplicación de metodología de nivel mundial, con acciones enfocadas principalmente en procesos, personas e infraestructura, da como resultado una mejora significativa en la disponibilidad de equipos

Superar. El verbo, según los diccionarios, significa “ganar, superar, sobrepasar”. Para Klabin, es sinónimo de eficiencia operativa. Es con el Programa Klabin Superar (PKS) que la empresa ha tenido éxito en las acciones de mejora continua en sus procesos. Solo en la Unidad Monte Alegre, en Telêmaco Borba (Paraná-PR), responsable de la producción de más de un millón de toneladas de papeles al año, un trabajo cuidadoso de mantenimiento significó, en 2017, una reducción del 50 % en el tiempo de detención de una de las principales máquinas de la unidad, la única en Brasil que produce cartón para líquidos (LPB).

El PKS utiliza la metodología japonesa Total Productive Maintenance (TPM), aplicada por muchas industrias en Brasil y en el mundo entero. El programa fue implementado en Klabin en 2002, pero el trabajo de mantenimiento realizado especialmente en los últimos tres años ha situado a la Unidad Monte Alegre como referencia dentro de la propia compañía.

“Esta es una fábrica de la década de 1940 y la evolución en todos los procesos es continuamente necesaria. En el pasado, el sistema de mantenimiento estaba muy enfocado en reparar lo que estaba roto. Hoy en día prevalece la actitud preventiva”, cuenta el gerente de Ingeniería y Planificación de Mantenimiento, Luiz Francisco Almeida.

Nueva mirada

Y para diseñar oportunidades de mejora antes de que ocurra el problema, la empresa utiliza herramientas en varios frentes. Con sensores wireless (inalámbricos) inteligentes, por ejemplo, las áreas de operación y mantenimiento tienen acceso al monitoreo de las condiciones de los equipos utilizando el celular, lo que le da más autonomía, además de simplificar el proceso. Otra iniciativa implementada en los últimos años fue la priorización del mantenimiento preventivo en las dos principales máquinas de la fábrica que, juntas, representan cerca del 70 % del volumen de producción de la unidad. “Pero nada de eso sería posible si no le prestáramos especial atención a las personas, con la capacitación y, principalmente, un cambio de actitud. Es un modelo de mantenimiento que exige una nueva mirada sobre las actividades diarias”, dice Luiz Francisco.

>> ANTIGUAMENTE, EL SISTEMA DE MANTENIMIENTO ESTABA MUY ENFOCADO EN REPARAR LO QUE ESTABA ROTO. HOY EN DÍA, PREVALECE LA ACTITUD PREVENTIVA <<

El operador Giomar Xavier de Francia, que está en Klabin desde hace más de 10 años, trabaja directamente en la máquina de producción de LPB, en la Unidad Monte Alegre, y cuenta cómo su rutina, actualmente, se enfoca en la prevención: “Lo importante es mantener la máquina en condiciones seguras de trabajo y mirar los indicadores de rendimiento, calidad y disponibilidad. La gestión sobre esto es diaria e involucra a todo el mundo. Estamos capacitados para poder identificar problemas y el nivel de criticidad, para saber si la solución debe involucrar un mantenimiento programado o si es urgente. Los equipos de mantenimiento y operación están muy integrados”.

La fábrica de Monte Alegre tiene cerca de 35 000 equipos instalados, de los cuales 12 000 se consideran críticos. “El mantenimiento no se puede realizar completamente para todos los equipos. La metodología ayuda a identificar lo que es importante y crítico para darle el mejor direccionamiento a las acciones de mantenimiento”, agrega Luiz Francisco. Señala que los próximos pasos del mantenimiento, para acompañar los cambios de tecnología hacia la industria 4.0 ya comenzaron. Como ejemplos, cita estudios para el uso de datos conectados a la nube, análisis de viabilidad de diagnósticos que puedan señalar fallas con hasta 30 días de antelación y la adquisición de equipos de realidad aumentada.

    Gommo Desenvolvimento de Sites Mobile em Belo Horizonte
    Bitnami